sábado, 23 de julio de 2016

LAS VARIADAS CARAS DE LA BUROCRACIA.

De vez en cuando leo algún párrafo de la obra Burocracia de Ludwig Von Mises y entonces recuerdo que dejé interminada mi obra Jurídicidad y Organización en la Administración española, en el momento de abordar el capitulo dedicado a la burocracia y su concepto en relación a los de Derecho y Organización. Y al hacer referencia al derecho y la organización recuerdo la ocasión, hace ya muchos años, que en conversación con Juan Alfonso Santamaria Pastor llamó su atención el que yo, en un momento dado, dijera que el derecho es organización y la organización derecho, sin que recuerde que pasásemos a desentrañar las razones de mi afirmación. Lo cierto es que en unas 60 ocasiones he utilizado la etiqueta de burocracia en mis post o entradas y que los conceptos que se manejan de la burocracia son variados. Pero en un momento determinado yo establecía y anotaba una definición de burocracia que, sin lugar a dudas obedece a mi concepto sobre la misma. Sin perjuicio de que mi concepto condujera a otra definición, esta es la diseñada en su día:
La burocracia es la forma de acción administrativa de cargos publicos y funcionarios basada en el principio de legalidad y ejercicio de potestades mediante procedimientos reglados, formalizados jurídicamente.

Analizada ahora, pasado el tiempo, creo que en ella se contienen esas caras o facetas con las que la burocracia se nos presenta o se analiza. En primer lugar parto de significar, ante todo, la acción o actividad como primer elemento de la definición  y por la forma en que se desarrolla. Al poner el acento en la actividad, sin eliminar la organización, lo que quiero es destacar el aspecto dinámico y no el estático y el hecho de que se trata de una actividad administrativa para evidenciar su carácter ejecutivo, mostrando el que, además, es una actividad pública la mención como sujetos de la misma de cargos políticos y de funcionarios; de modo que, así, la distingo de cualquier concepto ligado con la actividad empresarial y la simple administración.

La inmediata consecuencia es la inevitable consideración de que se trata de analizar la acción sujeta a derecho, en cuanto, por su condición de pública, son los intereses públicos y las normas que los determinan lo que se trata de ejecutar, cumplir y hacer eficaces. Es así también, como vemos que en la evolución hacia el estado burocrático, los clásicos nos explícan que el sometimiento a la ley es la forma de eliminar la arbitrariedad de los funcionarios. Así el derecho organiza la actividad, la regula y adquiere su aspecto de organización. También, aquí aparece el aspecto que se refiere a la seguridad jurídica que mantiene en general el derecho o, mejor dicho, la norma y que es además administrativa en cuanto se tratan de hacer uniformes y previsibles las resoluciones administrativas y la acción funcionarial, para lo que la norma reglamentaria y el antecedente se configuran como elementos esenciales, al mismo tiempo que como elementos de  formalismo y de la complejidad documental que hace que la burocracia se conciba como tal en virtud de sus excesos que la hacen lenta y criticable.

Por eso, en la definición se hace mención al carácter ďe regulación de los procedimientos de actuación y de que esa regulación es jurídica o es derecho. Pero, además de esas normas jurídicas se emplean otras que no tienen dicho carácter y que persiguen, dentro de la complejidad y variedad de la organización administrativa, mantener la unidad de criterio, apareciendo las circulares e instrucciones como formas de dirección, sin perjuicio de que la organización sea jerarquizada. Consecuencia de todo ello es la exigencia de motivación y fundamentación jurídica o técnica en cuanto se cambie el antecedente o el criterio mantenido.

Finalmente, se destaca que en esa acción sujeta a derecho hay también un ejercicio de potestades y por tanto que la burocracia es poder y poder público que se impone a los particulares, sin perjuicio de los servicios públicos que se presten en su favor. Otra idea central del concepto e, incluso, de su composición etimológica.

Este repaso a la definición en su día anotada y guardada no me hace mostrarme disconforme con ella y considero que, de un modo u otro, manifiesta las distintas y variadas caras de la burocracia y, al mismo tiempo, las conecta y relaciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Entrada destacada

Estoy aturdido, pasmado, estupefacto, alterado e indignado. Todo esto siento tras ver este informativo de la TVE en la Comunidad Valenciana...