viernes, 13 de julio de 2018

¿HAY QUE VOLVER A CENTRALIZAR O IR A UN ESTADO FEDERAL? IV: Reflexión final

De lo contemplado hasta ahora y de la configuración constitucional he concluido que ésta proclama con claridad la unidad de España y establece una organización territorial basada en la autonomía, lo que implica la existencia de una capacidad legislativa en las Comunidades Autónomas, pero que supone la existencia de unos ordenamientos, subordinados al estatal y constitucional, y al mismo tiempo concéntricos, ya que los de menor diámetro no pueden invadir el espacio de los círculos de mayor diámetro que lo contienen. Al mismo tiempo sus potestades y competencias sólo pueden ejercerse respecto de los ciudadanos del territorio que cada Administración comprende sin afectar al resto, salvo por lo que corresponde a la Administración estatal que defiende el interés general y común a todos los españoles.

De otro lado, los derechos fundamentales de todos los españoles y ciudadanos están plenamente declarados y garantizados sólo textual o formalmente. Así, pues,  más o menos concluía:
Que lo que había, más que nada, era una dejación política en el cumplimiento y ejecución de la Constitución, más que una mala Constitución y que era el Título VIII y el modelo territorial diseñado en competencias y potestades el creador de los problemas. Pero ¿por qué se da esa dejación? Yo puedo dar mi punto de vista, por lo vivido desde 1940.

Con Franco precisamente en esos años 40, se contentaba o adulaba a vascos y catalanes; los primeros eran la raza y los segundos la cultura y el europeísmo. El fútbol nos sirve de muestra, el Atlético de Bilbao y el Barcelona eran los equipos más populares y los que vienen a conformar la base de la Selección Nacional de Fútbol y los que más ligas y copas del generalísimo acumulan. La política franquista era la de tratar de evitar los problemas que condujeron a la guerra civil, pero situando a catalanes y vascos como algo especial en el seno de España. Pero por lo que hace al fútbol el Real Madrid ficha a Di Stéfano se hace con los campeonatos europeos recién nacidos, crece en popularidad  y todos los españoles le siguen en esas competiciones internacionales y gracias a la televisión. Y los antes "mimados" y los anticentralistas lo identifican con el equipo del régimen y así también de España y empieza el fútbol como guerra de banderas y defensa de las "nacionalidades", todavía más a medida que el equipo madridista se hace antipático..

Muerto el Caudillo, los constituyentes, son sensibles a la situación y vuelven al sistema autonómico de la Segunda República, pero más  avanzado por los poderes legislativos otorgados y dibujan una autonomía fuerte para los "nacionalistas" y otra lenta para el resto de españoles. Claramente de nuevo unos son mejores que otros y unas razones históricas de pre guerra civil es la excusa. La desigualdad de los españoles reside, a la vista de ello, en el ánimo  del constituyente y así unos eran más capaces que otros para autogobernarse. Pero ¿quién puede aguantar eso? Creadas las Comunidades Autónomas, nadie quiere ser menos y llega el llamado café para todos.

Bien, tras estos antecedentes, por incumplimientos constitucionales, incumplimientos de leyes, leyes malas y ambiguas, políticos sin formación, clientelismos, partitocracias, la organización nacional administrativa se convierte en patrimonio del político y de los partidos y  constituye una gran ubre mantenida por los impuestos que pagan los ciudadanos que alimenta y crea una casta, pues así hay que llamarla, que vive del dinero público y a costa de los ciudadanos. Pero parece que no les basta, ya que sí los tribunales de justicia o el Constitucional, se ponen firmes con la letra y el espíritu constitucional, el invento se acaba. Por ello, cada gallo o gallos del corral quieren mantenerlo e impedir que nadie se meta en él, pues es de su exclusividad.

Muchos corrales, cada uno una unidad separada y llena de gallinas y borregos sin capacidad de reacción y educados ad hoc. Nada se gana, todo se regala, el papá estado te salva. Y para ello, el federalismo parece lo mejor, lo que contentará a los "diferentes". En realidad lo que acabará con la Constitución vigente y dónde nos queda por saber cómo se configura el Estado federal, ahora Gobierno central y Administración General del Estado y sus potestades y competencias y ¿cómo seremos iguales? El ejemplo reciente de Aragón puede seguirse por cualquier territorio español, pues todos pueden aducir su existencia previa a la unidad de España. Un simple retroceso a la Edad antigua o a la medieval parece hoy el no va más de la modernidad.

Si a esto es a lo que me lleva el reflexionar sobre la situación actual la solución que se propone sólo puede llevar a más de lo mismo  o a peor; no me parece que el federalismo sea lo que el simple ciudadano desea, ni si es su interés principal. Si de una simple descentralización administrativa, deseada en los tiempos del franquismo, se llegó a una descentralización que se dice mayor que la de algunos estados federales típicos y  que no ha funcionado, no por su diseño y modelo sino por su aplicación y corrupción, ¿qué podemos esperar de un cambio al federalismo? Ya lo he dicho: una nueva caja de Pandora.

Creo que, como todo ha de ser un proceso largo, lo inmediato es que se invalida la Constitución actual de hecho, pues ya no vale y en ese proceso, es lógico que el desorden prolifere y cada uno haga e interprete lo que le parezca. La Constitución no sirve, no hay porque aplicarla y la ley está por debajo de la política. La monarquía tampoco, pese a que el Rey es el único educado y preparado para su función. Concluyan ustedes. Unos pocos DICTAN lo que nos conviene. Mientras: viviremos de las terrazas de los bares, de la restauración, la televisión, las series, y viviremos felices pues la propiedad nos será eliminada por un sistema impositivo, en especial en lo sucesorio, que nos permitirá  esas alegrías sin compromisos, sin obligaciones, en una nube, todos los ciudadanos igualados en niveles mínimos y unos políticos que poseen al Estado y a nosotros. Una clase media igualada y una mayor distancia respecto de los verdaderamente ricos.

Pregunto, ¿qué otra diferencia ven ustedes entre el sistema autonómico actual y un sistema federal que no sea el beneficio de la clase política y el distanciamiento entre los españoles?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Entrada destacada

En la anterior entrada me referí a la dependencia del derecho del poder ejecutivo, administración pública y poder judicial. Esta dependenci...