lunes, 24 de junio de 2019

¿CÓMO SE CONCIBE A LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA?

¿Cabe un concepto puro y universal de la Administración pública? Cuando nos referimos a ella ¿todos entienden lo mismo? Me lo pregunto porque llegar, por mi parte, a tener un concepto o idea de la Administración pública, ha supuesto ir del estudio universitario a la función pública, al derecho administrativo, a la enseñanza de éste, a la enseñanza de la Ciencia de la Administración, a la función política-administrativa y a quedar en simple ciudadano. Y ¿siempre he tenido la misma concepción? o ¿la he tenido distinta según mi situación personal, social o funcional?

Y me pregunto, cuando era simple estudiante. ¿que idea tenía? y salvo por alguna relación directa con Correos, por ejemplo, con la policía nacional, los serenos, guardas de jardines, etc. no tenía un concepto puro y universal de la Administración Pública como institución. Por lo que he de llegar a la conclusión de que mi concepto actual lo ha sido por estudio y experiencia y que por tanto he llegado a un concepto empírico y un juicio sintético. Y además lo he hecho partiendo de diferentes ciencias, lo que indica que la administración es objeto que interesa a más de una, lo que lleva a que coexistan diferentes metodologías, conceptos y fines también.

Pero el ciudadano,¿cuál es el que tiene? Quizá, como yo de joven y estudiante, el que le ofrece su relación con los servicios públicos. Ahora que la declaración de la renta está de actualidad, su idea lo será respecto de la Hacienda Pública, por ejemplo. En general, pues, como establece el dicho popular : todo es según el color del cristal con que se mira.. Pero eso sí, no le digan al ciudadano que la Administración pública es una persona jurídica porque no lo entenderá o al menos no le ofrecerá la idea de lo que es en realidad.

Sólo en el Derecho administrativo hay escuelas distintas basadas en distintas concepciones de la Administración pública. Pero yo creo que, hoy, en mi avanzada etapa de la vida y el análisis, me quedo con el concepto o la idea de la Administración pública como garantía, sin menospreciar la de servicio al ciudadano. Pero la garantía ya implica forzosamente ese servicio y es la idea que ha de tener el ciudadano: que la Administración pública, su funcionarios, le han de defender del abuso del poder, han de garantizar su derecho objetivo y los subjetivos que de él derivan y la racionalidad, la eficacia y eficiencia de la acción y gestión. De este modo, llegamos a una idea que puede ser calificada de analítica que llega de un juicio sintético, según la filosofía kantiana.

La idea de garantía es pura y cualquiera puede aplicarla a la Administración y su conducta en cada caso. ¿Necesita explicación? Sin duda. Pero si le decimos al ciudadano que la Administración es garantía creo que es seguro que inmediatamente lo entiende. Quizá lo más frecuente es que lo traduzca en que está a su servicio y lleguen expresiones o ideas que se refieran a que nosotros, los ciudadanos, pagamos a los funcionarios, que están a nuestro servicio y otras similares. 

Ideas simples, pero que subsumidas en la garantía del derecho, de la política eficaz y sana y de la buena gestión, nos ofrecen un concepto: la garantía, que puede ser considerado como universal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Entrada destacada

De nuevo una entrada del Blog de la Justicia me lleva al comentario; esta vez sobre las comisiones de servicio de las que se ha escrito ...